¿Por qué las utilidades de las empresas no generan valor?

Las tendencias pasadas no garantizan tendencias futuras.

Las valoraciones tradicionales de empresas suponen que las ganancias históricas de alguna manera crean valor. Para complicar aún más el problema, las proyecciones de ingresos futuros suponen que las tendencias pasadas continuarán o mejorarán “demostrando” el valor de un negocio.

En un mundo acelerado muchos empresarios buscan una manera rápida y fácil de valorar sus negocios, algo así como si buscaran una calculadora de valuación. Lamentablemente, la valoración empresarial es mucho más complicada que eso.

Las tendencias pasadas proyectadas a futuro:

Las ganancias históricas y las proyecciones futuras son elementos importantes para respaldar algunos argumentos de valor. Sin embargo, valorar sobre los ingresos históricos es peligroso, más aún en momentos donde una crisis económica cambia los parámetros de consumo del mercado.

Por otra parte, asumir que las proyecciones futuras son un elemento de valoración sólido es más peligroso aún. Tal vez, puedan ser lo suficientemente buenas como un ejercicio orientativo, pero no lo suficientemente bueno para determinar decisiones económicas con significativos riesgos financieros.

El valor de una empresa o negocio requiere mucho más análisis:

  1. La valoración precisa se basa en los activos tangibles e intangibles. Ambos crearon ingresos en el pasado y muy probablemente, los crearán en el futuro.
  2. El concepto de ciclo de vida en la contabilidad intenta valorar los activos por el costo de adquisición y reducir su valor en términos de depreciación y amortización. Pero éstos conceptos impulsados ​​por los usos contables y tributarios son útiles pero insuficientes para una valoración precisa.
  3. El valor de ambos tipos de activos y sus ciclos de vida varían ampliamente, por lo que con frecuencia, no se parecen en nada al costo de adquisición ni a las mediciones del valor fiscal. En ocasiones, su valor aumenta con el tiempo en lugar de depreciarse.
  4. No todos los activos o pasivos se reflejan en los estados financieros. De hecho, los estados financieros por sí solos son incapaces de reflejar el valor primario de un negocio.
  5. La información inexacta o insuficiente en los estados financieros a menudo socava la capacidad de medir el riesgo o valorar el impacto de activos tales como la reputación, la base de clientes y la parte recurrente de los ingresos que a menudo no se ven.
  6. Los argumentos de valoración deben identificar todos los atributos comerciales importantes (tangibles e intangibles) que crearon ganancias históricas y que afectan las expectativas de ganancias futuras.
  7. Los argumentos de valoración, también deben evaluar la probabilidad de ocurrencia en las siempre cambiantes condiciones macroeconómicas y sectoriales.

Finalmente, hay que tomar en cuenta que la valoración empresarial aunque es un proceso imperfecto debe tender a ser lo más preciso, confiable y útil posible. Para eso requiere un análisis integral que combine ciencia y arte para ayudar clarificar los riesgos económicos y las oportunidades asociadas al negocio.

Si le interesa conocer los principales impulsores del valor de una empresa, puede leer este artículo que trata sobre el tema: Los 2 principales impulsores del valor de las empresas.

Espero que esto te haya ayudado, pero si tienes alguna pregunta sobre este artículo o sobre mis servicios, no dudes en contactarme por el formulario de contacto o por medio de este e-mail: info@rogersalescoach.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.