¿El valor de una empresa depende del país en el que opera?

La respuesta corta es: Por supuesto, el valor de una empresa depende del país en el que opera. Y aquí está el por qué. El valor de una empresa se trata de riesgo y rentabilidad. En otras palabras, lo que hace que un negocio sea valioso es cuánto dinero gana dado un nivel de riesgo aceptable. Los inversionistas, incluidos los dueños de negocios, buscan invertir su dinero en empresas que prometen retornos razonables de su dinero.

Los valores de las empresas difieren según el país porque al evaluar el riesgo comercial las condiciones económicas y políticas del país son importantes. Considere operar una empresa en una economía bien desarrollada como Europa o América del Norte. La situación económica, política y legal que rigen los negocios son bastante estables, se entienden y se cumplen bien. Pero la situación en los países menos desarrollados puede ser muy diferente, son economías frágiles y volátiles con estados de derecho que pueden ser confusos o difíciles de discernir. Las inversiones en estos países están llenas de dificultades y son muy costosas. Eso, sin hablar de los sobornos o estafas para la protección que podrían afectar a los inversionistas desprevenidos.

A pesar de todo eso, los inversionistas pueden darle una oportunidad a la inversión en una economía emergente, pero obviamente exigirán una mayor rentabilidad. Después de todo, riesgo y recompensa van de la mano. 

Como es de esperarse, la comunidad de inversionistas internacionales tienen una manera de evaluar cuán riesgosa es una inversión empresarial en cualquier país determinado. Lo hacen por medio de una tasa de descuento para la valoración empresarial llamada prima de riesgo del capital que incluye otra tasa que es la que vamos a enfocarnos: La prima de riesgo país.

La prima de riesgo del capital y la prima de riesgo país

Para economías avanzadas y estables como los Estados Unidos o Europa Occidental, la tasa de riesgo patrimonial se mide por los rendimientos de un índice de renta variable importante, como el Standard and Poor 500 (S&P 500). Los países calificados por las principales agencias de crédito en la parte superior de la escala obtienen la calificación “Aaa” (alto grado de calidad). Lo que esto significa es que invertir en dichos países es una apuesta tan buena como invertir en la amplia cartera de empresas cubiertas por el índice S&P 500.

Dicho de otra manera, la inversión empresarial en Estados Unidos, Canadá o Alemania no es más riesgosa que el mercado de valores en su conjunto. Dichas economías avanzadas no tienen ninguna prima de riesgo adicional por país.

Sin embargo, los valores empresariales en países menos desarrollados o estables son más riesgosos. Si un inversionista elige invertir en una empresa en algún país Latinoamericano o del Medio Oriente, su inversión conlleva una prima adicional de riesgo por el país. ¿Qué tan alta es la prima? Depende de la distribución del riesgo de un país en particular.

¿Cómo afecta esta prima de riesgo país a los valores comerciales de las empresas? Tomemos un ejemplo bastante simple de dos empresas, cada una de las cuales genera USD 300.000 en flujos de efectivo netos y crece a una tasa anual de 5.46%. Ambas empresas no tienen deudas, por lo que su costo de capital es solo el descuento de capital o la tasa de capitalización.

La primera empresa, con sede en Estados Unidos, tiene la tasa de descuento de capital compuesta por estas partes:

Esto da una tasa de descuento de capital total del 10,89% y una tasa de capitalización del 5,43%.

La segunda empresa en nuestro ejemplo tiene su sede en Argentina, el país calificado como “Ca” por Moody’s (esta calificación es considerada como «extremadamente especulativa»). La prima de riesgo país es de alrededor del 24,86%, lo que nos da una tasa de descuento total del 35,75% y una tasa de capitalización del 30,29%.

A continuación, utilizamos el método de valoración del negocio de capitalización directa de crecimiento constante para determinar el valor de cada empresa para un inversionista extranjero. Recuerde, la única diferencia en este escenario es la prima de riesgo país. Aquí están los resultados:

Valor comercial de la empresa con sede en Estados Unidos: USD 5.524.862
Valor comercial de la empresa con sede en Argentina:USD    990.426

Como puede ver, la diferencia en el valor comercial es considerable. Dada una opción, cualquier inversor racional iría por la empresa estadounidense debido a su menor riesgo. La empresa con sede en Argentina tendría que desembolsar más efectivo aumentando sus retornos para compensar a los inversores por su mayor riesgo.

Esto demuestra que el mal manejo de las economías y la corrupción en los diferentes países, tienen elevados costos para el valor de las empresas locales.

Espero que esto te haya ayudado, pero si tienes alguna pregunta sobre este artículo o sobre mis servicios, no dudes en contactarme por el formulario de contacto o por medio de este e-mail: info@rogersalescoach.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.