Cómo identificar las áreas para mejorar el valor de su negocio

Hay muchas razones por las que tiene sentido valorar su negocio; ya sea para las negociaciones de compra-venta, asociaciones, fusiones, planificación estratégica, transmisiones patrimoniales, evaluación de rentabilidad, entre otras. Pero uno de los resultados a menudo subestimados de ese proceso es que puede actuar como un acelerador para mejorar el valor del negocio en sí mismo al identificar fuentes de valor y permitirle tomar decisiones mejor informadas, ayudando a garantizar que tenga la estructura de deuda correcta e identificando áreas de fortaleza y debilidad que luego se puede abordar o mejorar.

El proceso de una valoración comercial puede conducir a una comprensión más profunda de su negocio. Puede resaltar áreas en las que se pueden mejorar los ingresos y reducir los gastos, lo que resulta en mayores ganancias y un mejor flujo de caja. Igualmente, un conocimiento más profundo significa menos incertidumbre, y menos incertidumbre en los negocios minimiza el perfil de riesgo de una empresa. Estos dos resultados (mayores ganancias y flujo de efectivo, combinados con un menor riesgo) a tiempo equivalen a un mayor valor comercial.

Una valoración no es una simple «instantánea» de valor; se trata del perfil sostenido de la empresa a lo largo del tiempo. Por lo tanto, una valoración puede actuar como un control de salud; identificando áreas de fortaleza y debilidad en el negocio que le sirve en la planificación estratégica para avanzar, mejorando en última instancia el valor general del negocio.

Una debilidad podría identificarse simplemente como un área donde el negocio no está funcionando a su máximo potencial, donde, por ejemplo, los costos operativos podrían reducirse o la productividad de la fuerza laboral o la efectividad de las funciones de ventas y marketing mejoradas. Una debilidad podría ser igualmente un área donde la empresa está perdiendo valor, por ejemplo, a través de inventarios mal administrados o la pérdida de clientes.

Además de identificar áreas de mejora, el proceso de valoración ayudará a determinar qué está impulsando el valor en su negocio, de modo que esas áreas se puedan enfatizar y mejorar para potenciar un mayor crecimiento y valor. Los generadores de valor se pueden definir como cosas que tienen un impacto significativo en el rendimiento de su negocio específico. Pueden venir en muchas formas, como tecnología, reconocimiento de marca, capital humano, diversidad de clientes, etc. Una valoración de la empresa puede ayudarle a monitorear el estado de sus impulsores de valor para garantizar que sean operacionalmente óptimos.

Una valoración también ofrece la oportunidad de considerar y gestionar el perfil de riesgo de su empresa. La valoración no se trata de determinar el valor de una empresa en sus manos, sino su valor transferible.

Para las pequeñas y medianas empresas, algo que el propietario de la empresa considera un factor de valor puede representar un riesgo para los posibles inversores o incluso para la empresa misma. Por ejemplo, la base de clientes de una empresa a menudo se considera como un factor de valor. Puede tener relaciones profundas con los clientes, que han tardado años en cultivarse. Sin embargo, si el 40% de los ingresos de una empresa provienen de un solo cliente o si la relación existe únicamente con el propietario del negocio, desde el punto de vista de la valoración, representa tanto riesgo como rendimiento. Cuanto más diversa es la base de clientes de una empresa, más valor atrae. Una base de clientes diversa, incluso en todas las industrias, puede ayudar a proteger un negocio y, por lo tanto, mejorar su valor. Al marcar estas áreas de «riesgo», un proceso de valoración empresarial puede ayudar a una empresa a minimizar su perfil de riesgo y maximizar su valor potencial.

Asumir deudas puede ser un riesgo, pero de nuevo, uno que puede ser administrado y minimizado al conocer el verdadero valor de su negocio. Esto se debe a que el valor del negocio determina el «costo» del nuevo capital. Una compañía que está sobrevaluada puede sobre apalancarse con deuda, aumentando su riesgo de fracaso. La valoración puede ayudar a las empresas a lograr una estructura de deuda adecuada.

Recuerde que para tener la mejor valoración posible, debe realizar una verificación de estado de due diligence, mantener un flujo de caja saludable, abordar cualquier irregularidad financiera que puede existir en el negocio y tener todos los registros contables en forma correcta.

Los empresarios pueden querer informarse de manera más amplia hablando con sus asesor financieros o contador, pero para ser creíble las valoraciones deben ser realizadas por consultores especializados, independientes e imparciales.

Espero que esto te haya ayudado, pero si tienes alguna pregunta sobre este artículo o sobre mis servicios, no dudes en contactarme por el formulario de contacto o por medio de este e-mail: info@rogersalescoach.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.