Tienes un producto, ahora necesitas una estrategia

Las nuevas empresas que buscan ingresar al mercado en el momento justo no tienen tiempo para dormirse en los laureles después de tener una gran idea. Pero muchas todavía cometen el error de seguir adelante sin una estrategia detallada para convertir ese estallido de inspiración en realidad. 

Sin una estrategia clara, las empresas a menudo se desvían. Los cambios constantes de dirección pueden resultar en una pérdida de tiempo, dinero y energía.

Una vez que la misión de su empresa, esté firmemente enfocada, es hora de comenzar a trazar un rumbo que asegure que la empresa alcanzará sus objetivos. Adoptar un enfoque sistemático, en el que las grandes ideas se desglosan en objetivos medibles, puede ayudar a los equipos a mantenerse organizados y responsables mientras trazan una hoja de ruta hacia el destino final.

Examinar todos los factores que pueden afectar el éxito de tu negocio, tanto internos como externos, es un paso fundamental hacia la construcción de una estrategia viable. El siguiente paso es establecer objetivos que se alineen con la misión de tu empresa. Por último, las empresas deben determinar desde el principio cuándo se realizará el trabajo, quién lo hará y cómo se medirá el progreso.

Identifica los vientos a favor y en contra:

Para comenzar, las empresas deben tomarse el tiempo para hacer un análisis FODA, una evaluación de planificación estratégica que ayuda a las empresas a analizar fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Esto permite a los dueños del negocio a identificar las ventajas que ayudarán a la empresa a avanzar, así como los obstáculos que podrían ralentizarla.

Piensa en cómo cada factor complementa o niega otros factores: cómo las fortalezas internas de tu empresa te permiten aprovechar las oportunidades y evitar amenazas externas y cómo las debilidades internas pueden impedirte hacer esas cosas.

Por ejemplo, tu empresa puede tener un equipo de ingeniería altamente capacitado que desarrolla soluciones innovadoras pero no cumple con sus plazos, por lo que la empresa pierde oportunidades de ganarle a la competencia en el mercado. La estrategia central de una empresa debe incluir pasos para realizar mejoras en estas áreas y evitar que los problemas se acumulen más adelante.

Una estrategia

Divide y vencerás:

El siguiente paso, consiste en convertir las ideas en acciones concretas. Para cada una de ellas: 

  1. Establecer una misión, la cual es una declaración breve y clara de lo que deseas lograr.
  2. Fijar unos objetivos de lo que esperas y para cuándo debe completarse el trabajo.
  3. Establecer unos resultados clave, los cuales son las tareas que deben completarse para lograr los objetivos. 
  4. Fijar unas medidas como indicadores cuantificables del progreso hacia un resultado dado.

A cada una de las áreas funcionales de la empresa se le asigna al menos una misión, y esas misiones deben abarcar de tres a cinco objetivos. Los objetivos se definen por resultados clave, cada uno con medidas específicas. Establecer esta jerarquía de flujo de trabajo ayuda a los empleados a mantenerse concentrados, alinear sus tareas diarias con las misiones de la empresa, y establecer operaciones cohesivas en toda la empresa.

Digamos, por ejemplo, que la misión de un departamento de marketing y ventas es aumentar su tasa de conversión en un 25 por ciento al final del trimestre. Uno de los objetivos del equipo de marketing sería desarrollar campañas que produzcan una cierta cantidad de clientes potenciales viables, mientras que el equipo de ventas se encargaría de cerrar acuerdos con un cierto porcentaje de esos clientes potenciales. Una vez que ambos equipos completen los resultados clave vinculados a todos sus objetivos, la misión estará completa.

Según Gallup, el compromiso y el desempeño de los empleados es mucho mayor cuando las personas comprenden completamente el propósito de su organización y sienten que su trabajo es importante para lograr objetivos específicos. Tener una misión clara y un plan de juego transparente sobre cómo lograrlo puede contribuir en gran medida a mantener a los empleados motivados en el trabajo.

Define cómo se hará el trabajo:

Los departamentos a menudo se ven atrapados tratando de realizar tantas tareas como sea posible, incluso tareas que pueden no tener un impacto significativo en los resultados finales. Prioriza el trabajo examinando el nivel de impacto de cada misión, si es urgente o importante y la cantidad de esfuerzo que requerirá completar. Idealmente, las tareas definidas como de alto impacto y bajo esfuerzo “las frutas fáciles de alcanzar» se completarían primero.

El paso final es delegar tareas y establecer las responsabilidades. Según Atlassian, el 59% de los trabajadores dice que la comunicación es el mayor obstáculo para el éxito de su equipo, seguido de la responsabilidad con un 29%. Tener una estrategia clara que defina quién es responsable de determinadas tareas y en qué orden deben realizarse elimina la ambigüedad y hace que los equipos sean más eficaces.

Los objetivos desalineados a menudo causan confusión en las áreas funcionales de una empresa. Esta confusión puede conducir a procesos ineficientes, rotación de empleados y reducción de beneficios. Las empresas se benefician enormemente de las estrategias que garantizan que cada departamento trabaje hacia un objetivo central. Las estrategias son más efectivas cuando pueden ilustrar claramente cuánto progreso se ha logrado y lo suficientemente ágiles para ajustar los puntos más finos a medida que las prioridades cambian y la empresa crece.

Espero que esto te ayude a desarrollar una estrategia y plasmarla en tácticas adecuadas. Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarnos por medio del formulario de contacto o por medio de este e-mail: info@rogersalescoach.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.